Existe una infinidad de investigaciones en torno a la leche materna y se ha comprobado científicamente una y otra vez, que no tiene ningún sustituto adecuado.

Y es que la leche materna tiene los valores ideales de proteínas, azúcar, agua y grasa para cada niño. Adicionalmente cuenta con hormonas, anticuerpos, factores de crecimiento y ácidos grasos esenciales que protegerán al bebé de varios padecimientos, además de ayudar a su crecimiento.

Por lo tanto, una madre en etapa de lactancia debe seguir una dieta balanceada con 300 a 500 calorías adicionales a las que consumía antes. También debe beber mucha agua y tener suficientes horas de descanso.

El Dr. Juan Francisco Ávalos Monrreal es especialista en nutrición, si estás por ser mamá o ya lo eres, no dudes en programar una consulta para obtener una dieta personalizada, tú y tu bebé tendrán mayor bienestar.